PRINCIPIOS DE INCERTIDUMBRE - Temas de Cantabria
PRINCIPIOS DE INCERTIDUMBRE Ver más grande

PRINCIPIOS DE INCERTIDUMBRE

........

Santiago A. Sagredo (fotografía)

Fernando Abascal, Lorenzo Oliván y Ana de la Robla (textos)

Santiago Sagredo explora la fugacidad, indaga en la parte invisible de la falacia, escudriña en el rastro y retrata la colisión de un rostro ajeno pero cómplice o en el temblor de un enigma. Lo suyo es la presencia de la ausencia, las oquedades, el tacto de la luz que creíamos vista y nuestra. En sus imágenes hay siempre una inquietante quietud, un arrebato de espectáculo silencioso, una carga de profundidad, un kilogramo de extrañeza, como si el cuerpo hubiera dejado de pensar y ya solo lo hiciera la mirada engañada, el paso, lo fugaz, la pérdida...

Más detalles

35,00 €

Añadir a mi wishlist

Ficha técnica

ISBN978-84-947980-9-2
Año2019
Páginas176
EncuadernaciónTapa dura. Impresión color
Dimensiones22x28 cm.

Más

Su composición es el movimiento estético o la huella de vapor y bruma de un silencio fragmentado en múltiples perspectivas. Hay un foco y un enfoque y numerosos ojos, y aún más miradas e infinitos puntos de fuga. Caben rostros y edificios, paisajes derruidos en paisajes, ruinas humanas que parecen rascacielos y nacimientos y muertes en vida como vasos sanguíneos de una transfusión interminable. De ojo en ojo. De luz en sombra, y viceversa. Sagredo, filósofo con cámara, atento a las texturas del pensamiento líquido, trae aquí las texturas de su tratado, el territorio sentimental del rayo que cesa, la escritura de la infancia, el desgarro maternal, la herrumbre de la soledad, el asombro del cuerpo, la otredad cultural, la indagación huérfana de complicidad, la uniformidad pasiva de lo gregario, el flujo de las vidas detenidas, lo ensimismado de lo menesteroso, o el azaroso ingenio de la realidad.

La suya es una fotografía de contrastes u oposiciones, de hallazgos simétricos y golpes de luz metódicos, de gentes en espera y muros usados, de ruinas sin edad y relatos desmembrados, sin sospechosos ni más suspense que la vida detenida. Lo importante no es su pulcro estudio de composición ni la perseguida perfección técnica, sino la vocación del testimonio, el álbum de pluralidad, la encrucijada de la contemplación, la pose desvelada. Entre líneas, la escritura fotográfica de Sagredo sangra historias interrumpidas, enunciados de pintura, gestos al natural y geometrías vanas.

3 otros productos de la misma categoría: